Otra vez colaps贸 el Cristo Redentor

La nevada del fin de semana mantuvo más de 700 camiones parados casi cuatro días en la frontera. Los transportes estiman que el funcionamiento de los organismos tanto argentinos como chilenos en el ACI Uspallata es lento y poco eficiente.


Otra vez colaps贸 el Cristo Redentor

El Cierre del Cristo Redentor durante este fin de semana dejó nuevamente al desnudo las desinteligencias administrativas en el ACI Uspallata para la documentación de camiones. Por la lentitud de la atención, un camión que llegó a Mendoza el 30 de enero, recién pudo salir hacia Chile ayer 2 de febrero, por la noche.

Recordemos que el Cristo Redentor cerró el 30 de enero a las 08:00 hs por nevadas intermitentes en Las Cuevas y Caracoles  y permaneció cerrado el 31 por problemas con cantos rodados en la ruta 60 (Chile) a la altura de Guardia Vieja.

“Se acumularon 500 camiones con destino a Chile en el ACI Uspallata y se comienzan a detener camiones en la playa frente a la Destilería YPF y en la ruta. Alrededor de 600 camiones se juntan entre la noche del sábado y el domingo” comentó Eduardo Yaya, coordinador por APROCAM y FADEEAC en alta montaña.

El lunes 1 de febrero a las 09:45 se habilita el SICR y salieron con destino a Chile 740 camiones aproximadamente produciendo demoras en Los Libertadores con una fila que llegaba desde el complejo Los Libertadores (Chile) la curva de la Soberanía (Argentina).

A las 2 am se descomprime el sector, pero desde Uspallata no salen camiones con destino a Chile, teniendo en cuenta que el paso permanece abierto 24 horas. “Las demoras se producen en el ingreso al tramite documental de las personas al edificio administrativo del ACI (Área de Control Integrado) de cargas Uspallata” señalaron desde APROCAM. Los funcionarios argentinos aducen que a solicitud de los organismos de Chile (PDI y ADUANA) sólo entran grupos de 15 choferes para documentar en un edificio de más de 400 metros cuadrados. Esto produce demoras ya que se espera que se desagote el número de 15 conductores para permitir el ingreso de otros 15, y la espera es interminable. El promedio de atención es de 25 personas/hora.

“Hemos hecho reclamos en éste sentido sin que hubieran modificaciones a la forma de trabajo ni aceleración de procesos. Hacemos pública la solicitud a los funcionarios de todos los organismos a fin de revisar las formas de trabajo, ya que en unos meses más, cuando lleguen las nevadas, es necesario que el Paso esté preparado de forma operativa para atender de una forma eficiente y rápida a los cientos de transportes que llegan a la frontera”. Las quejas son constantes y desde hace muchos años, en todas las instancias posibles del gobierno nacional. Las soluciones, no llegan y año tras año sufrimos los mismos inconvenientes señaló el presidente de APROCAM Daniel Gallart.


Galería de Fotos



.
|